• Dirección
  • Gustavo Flaubert 950, OF 13, CP 1661
    Bella Vista, Provincia de Buenos Aires, Argentina.

Los beneficios del outsourcing

Cada empresa tendrá un planteamiento distinto según su organización, estrategia y coyuntura, pero en todos los casos el objetivo será conseguir mayor competitividad. Lejos de paralizarnos ante los posibles inconvenientes, conviene conocerlos para saber prevenirlos.


Algunas de las principales ventajas del outsourcing

  • Se opta por servicios especializados, lo que deriva en una mayor efectividad.
  • Un menor coste laboral y de inversión, que repercutirá en la empresa subcontratada.
  • Incremento de la efectividad en la actividad principal de la empresa.
  • Resultado más elaborado que revierte en un producto de mayor calidad.
  • Posibilidad de ahorro en logística y costos laborales en caso de presencia en el exterior.
  • Reducción de costos y sustitución de gastos fijos por variables.

10 razones para el outsourcing


  • Reducir y controlar los costes operativos
  • Concentrarse en el foco de la compañía
  • Tener acceso a la última tecnología
  • Liberar recursos internos para otros propósitos
  • Contar con recursos que no están disponibles internamente
  • Acelerar los procesos de ingeniería
  • Resolver funciones difíciles de manejar o fuera de control
  • Tener disponible un capital base
  • Compartir riesgo
  • Inyección de efectivo

Procesos involucrados en el outsourcing

Las modernas teorías de la administración, la especialización en la realización de los procesos, la mayor competencia en busca de la eficacia y la calidad total obligan a las empresas a enfocar sus esfuerzos hacia la especialización en el verdadero motivo de su existencia. Este es el denominado outsorcing.

Esta teoría de administración, aunque tiene antecedentes en la década de los 70, la desarrollaron grandes empresas estadounidenses al comienzo de la presente década y se extendió rápidamente en empresas europeas, asiáticas y latinoamericanas dedicadas especialmente a labores industriales y de servicios.

Básicamente el outsourcing consiste en que una empresa contrata a largo plazo procesos con un proveedor externo, para conseguir mayor efectividad en el negocio.

Dichos procesos van desde el suministro de servicio de aseo o comida hasta el de computadores y soporte técnico en equipos industriales.


Entre algunas de las razones por las que las empresas deciden realizar un outsourcing se encuentran:

  • Reducir y controlar los gastos de operación
  • Disponer del capital para destinarlo a la inversión en los sectores clave de la empresa
  • Disponer de recursos que no existen dentro de la organización para que realicen operaciones altamente especializadas
  • Dedicar más tiempo a las funciones difíciles o que están fuera de control
  • Tener acceso a proveedores con alta tecnología, herramientas y nuevas técnicas que la empresa no posee
  • Adaptarse a las oportunidades de cambio, compartir los riesgos y buscar mayor flexibilidad

Ventajas: En Estados Unidos se han desarrollado diversas clases de outsourcing, entre ellas las de sistemas, con el que la empresa contratante evita comprometer altos recursos en una área que está en un proceso de permanente cambio y mejoramiento de equipos.

En este tipo de outsourcing hay otras dos ventajas: el soporte técnico prestado por lo general por la misma empresa que aprovisiona los equipos, así como el ahorro de tiempo buscando equipos cada vez que estos se dañan.

Así mismo, la contratación de un outsourcing reporta otro tipo de beneficios comerciales, contables y hasta tributarios.

Los costos de procesamiento son el tiempo utilizado por el personal, equipos y costos operativos de ejecutar la función para la cual fue creada la forma, mientras que los costos de otros elementos son los involucrados resultantes de un proceso de información como pueden ser la imagen de la organización, el flujo de caja, el almacenamiento y la distribución.

Por lo general estos costos son difíciles de medir y cuantificar pero impactan de manera importante en el costo total de las formas.

Sin embargo, el outsourcing no se queda ahí, pues el entregar una parte del negocio para que otros lo realicen debe tener involucrado un proceso de seguimiento y asesoría de lo que la empresa contratante quiere.

Por esto es que las empresas que realizan outsourcing ponen a disposición de la firma contratante asesores internos que están al tanto de cómo avanza el proceso, rediseñando pasos, detectando duplicación de funciones, llevando un inventario y necesidades del producto que se está elaborando.